4 claves para sobrellevar cualquier malestar o fracaso

www.josedeconde.com

¿Te han herido?, ¿sufres por alguna decepción o  fracaso?, ¿algo te ha salido mal y no sabes sobrellevarlo?, Te voy a contar algunas claves que a mí me han ayudado a llevar mejor esas situaciones o incluso superarlas mucho antes. Se trata de MIRAR MÁS ALLÁ. 

Mirar más allá de ti 

Cuando te sientes herido, atacado o algo te ha ido mal, en realidad, existe una parte de ti que no está aceptando la vida tal cual es. Entonces necesitas armarte de valor y tratar de no quejarte, de no caer en el victimismo, mirar más allá de ese sufrimiento y preguntarte: ¿qué siento? ¿qué necesidades propias no han sido cubiertas en esta situación? ¿qué miedos tengo ahora y trato de cubrir?, ¿cómo he tratado de hacerlo?. Por ejemplo: mi pareja no me llama en todo el día cuando yo estaba en un mal momento. Pienso que no me quiere y me hundo. Entonces me digo: me siento abandonado, mi necesidad no cubierta es la seguridad, la protección. Tengo miedo a sentirme solo y abandonado. Reaccioné con tristeza y resentimiento. Me hice la víctima. 

Mirar más allá de la persona 

Normalmente proyectamos nuestro dolor sobre otra persona. Criticamos y culpamos a lo externo de nuestro sentimiento actual. Entonces es importante tratar de cambiar el punto de vista. Me pregunto: ¿cuál es la intención positiva de esa persona con su actuación? Por ejemplo: si mi pareja no me llamó, ¿cuál fue la intención positiva? ¿qué necesidad propia quiso cubrir? ¿qué miedo quiso evitar? ¿qué emociones y pensamientos le llevaron a hacer lo que hizo?. Muchas veces, al ponerme en los zapatos de la otra persona obtengo la respuesta de que el otro no tuvo una mala intención y que mi dolor estaba cuando menos inflado por mi Ego deseoso de cubrir una necesidad. Una manera de ver las cosas es siempre desde el amor y no desde el miedo. 

Mirar más allá de la situación 

Cualquier situación en la que sufrimos tiene que ver con una decisión que tomamos en algún momento. Asumir la responsabilidad y coger las riendas de lo ocurrido nos lleva a preguntarnos ¿qué hice para atraer esta situación a mi vida? ¿Para qué me ha pasado esto? (no el ¿por qué?) ¿qué aprendo de esta situación?. Preguntas muy poderosas porque te llevan a veces a patrones creados en el pasado que reproduces continuamente. ¿Para qué atraes siempre el mismo tipo de persona o situación a tu vida? Para que aprendas algo. Puedes plantearte entonces ¿qué puedo hacer diferente a partir de ahora?. 

Mirar más allá del tiempo 

Es importante no proyectar nuestro miedo a lo que va a ocurrirme después, sobre las consecuencias. Muchas veces adelantamos cosas que nunca ocurrirán. En cualquier caso, sólo existe un tiempo, el presente. Entonces vivo el aquí y el ahora desde la aceptación. Dejo de luchar contra la situación, dejo de resistirme. Me digo que prefiero ser feliz a tener razón. Si la vida me ha traído esta situación  dolorosa es porque necesito aprender algo. Sé que entonces la vida tiene preparado algo mejor para mí. Después de los pasos anteriores, suelto todo, no trato de controlar la situación, dejo que la vida haga lo que tiene que hacer. No me obsesiono. 

Trabajado todo esto, puede que estés en disposición de afrontar tu realidad de otro modo. Finalmente, puedes decirte esta frase, es la oración de la serenidad: 

“Señor, dame serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

valor para cambiar las que sí puedo

y sabiduría para conocer la diferencia”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Sigue mis novedades

campaña mailing by Mailrelay